sábado, 13 de junio de 2020

Dra. Beatriz Aramburu


DOCTORA EN PSICOLOGÍA EN BENIDORM

Dra. Beatriz Aramburu de Pero-Sanz

Psicología Analítica 
Doctora  en Psicología por la Universidad Pontificia de COMILLAS.ICAI.ICADE
Diplomada en Técnicas Psicodiagnósticas por la RORSCHACH WORKSHOP EXNER (USA)
Diplomada en E.P.N.A. Centro de Psicoanálisis (Comillas) Madrid
Diplomada en  Sexología Clínica - Sociedad Española de Medicina y Psicología Psicosomática. Madrid
Adultos y adolescentes - Terapia de pareja 

Extensa experiencia  - Honorarios asequibles
Consulta previa petición de hora  
 
Trastornos de la personalidad - Problemas emocionales - Inhibiciones en el aprendizaje - Depresión - Ansiedad - Trastornos psicosomáticos - Dificultades sexuales, etc.

Supervisión clínica orientada a terapeutas psicodinámicos en las dificultades o dudas que puedan tener hacia sus pacientes. (Presencial o por Skype)

c/Mirador, 5 bajo - Edificio ACACIAS IV
03501-BENIDORM (Alicante)
Tel.: 96 6801373

Mi Web:

martes, 20 de junio de 2017

LAS SUTILES CLAVES PARA EL CAMBIO - Conchita Madueño Carrillo

En el volumen 13 de su Obra Completa, Estudios sobre representaciones alquímicas, Carl Gustav Jung recuerda un extracto de una carta de una antigua paciente que expresa en humildes y sinceras palabras cómo llegó a cambiar su percepción de la vida:

 

 “A partir de lo malo surgieron en mí muchas cosas buenas. El mantenerme tranquila, no reprimir, estar atenta, aceptar la realidad tal como es – tomar las cosas tal como son y no como yo las deseaba- me dio conocimientos inusuales, además de fuerzas insólitas de un modo como nunca hubiese podido imaginar. Siempre pensé que si uno acepta las cosas, después de alguna manera las cosas lo superan a uno, pero esto no es para nada así, y sólo al aceptarlas se puede adoptar una postura al respecto.(….). Así jugaré el juego de la vida en cuanto acepto lo que me trae el día y la vida, alternativamente, lo bueno y lo malo, sol y sombra que cambian continuamente y así también acepto mi propio ser con su aspecto positivo y negativo y todo se vuelve más vivo.¡Qué tonta fui! ¡Cómo pude querer forzar todo según mi parecer!”.

 

La palabra “aceptación”, clave inequívoca para el cambio,ha sido abordada desde todas las Ciencias Humanas especialmente la filosofía, la religión y la psicología tanto en Occidente como en Oriente. No hemos de confundir los verbos latinos acceptareyre-signare  que dieron origen respectivamente a aceptar y resignarse.  Si bien ambos indican la asunción de un hecho físico o psíquico desagradable y doloroso, desde la aceptación existe la esperanza de poder transformarlo; sin embargo la resignación conlleva un estado de ánimo depresivo, un “retirar el signo o el sello” (es el significado de re-signare), renunciando así a toda lucha. El cambio al que invita la aceptación no aspira a la transformación de los hechos sino a la de la mirada, mirada que al re-crearse facilita una actitud renovadora.

 

Alan Watts, filósofo británico, escritor, sacerdote anglicano y experto en religiones hace referencia a una filosofía de la aceptación. Lo expresó así: “Al igual que la música depende de la interrelación entre las notas y los silencios, la existencia depende del vivir y del morir, los dos opuestos que son su padre y su madre. Por ello negar o tratar de rechazar una de esos dos opuestos significa negar la existencia en sí misma”. Este autor, muy influenciado por la obra de Jung, da una clave más para poder alcanzar ese sentimiento llamado “aceptación”,en la misma línea que la autora de la carta: nos movemos en un mundo de opuestos. Un mundo que requiere estar atentos a que, tanto dentro como fuera de nosotros, junto a la luz existe la oscuridad, donde no hay bien sin mal, ni deseo sin rechazo, ni amor sin odio. Llegar a la comprensión de esta dualidad nos provee de unos mecanismos  más benéficos para afrontar la frustración que  conlleva la propia vida. 

 

Tomemos como ejemplo lo que sucede en la ruptura amorosa. Resignarnos ante la pérdida es sumirnos en la tristeza, el desánimo, la desesperación y la duda sobre nuestra valía. Por el contrario, aceptar la realidad desde la óptica de los opuestos, al margen del inevitable dolor, sería vislumbrar que aquello que creemos perder al alejarse de nosotros la persona amada es precisamente lo que no hemos podido desarrollar en nuestra personalidad.Esta nueva visión nos sitúa en otra realidad: nuestra valía permanece intacta y podemos emprender la apasionante tarea de descubrir otras facetas de nuestra psique. Nada se pierde, todo se integra.

                                                                                                         

Libro recomendado: La sabiduría de la inseguridad de Alan Watts

 

Mayo 2017

Conchita Madueño Carrillo



miércoles, 10 de mayo de 2017

“Herramientas técnicas para la intervención psicoterapéutica con niños y adolescentes”

Impartido por MAGDALENA GRIMAU ARIAS  Psicóloga Clínica infanto-juvenil y de Familia.
 
17  de junio  de 2017 (sábado de 10h a 14h)

Lugar: Madrid.  Sercotel Gran Hotel Conde Duque. Plaza Conde Valle Suchil, 5. 28015- Madrid

Coordinadora SIDPaJ: Conchita Madueño Correo  maduenoconchita@hotmail.com

Aspectos técnicos para la intervención con niños y adolescentes que nos permitan escuchar su mundo interno, desde la expresión de su sufrimiento al análisis de los vínculos internos que tienen y su manera de relacionarse con el entorno….

Precio 46 euros. Incluye un coffee break en el descanso    
  
 Opción de quedarse a una comida tras el encuentro con dos menús a elegir     

jueves, 29 de diciembre de 2016

LOS MITOS: ESAS JOYAS OLVIDADAS - ELISA SANZ OLEO



(Una mirada desde la Psicología Analítica de C. G. Jung)

El miércoles  21 de diciembre a las 11.44, hora peninsular, comienza el invierno astronómico. En primavera propuse ahondar sobre  mitología homenajeando la hercúlea tarea de los ¡40 años de Ediciones de la Torre!, impulsora de esta revista.

Los mitos son una respuesta colectiva en la búsqueda del sentido de la vida. En la práctica clínica constatamos que su ausencia es un factor determinante en la etiología de la neurosis; Jung llegó a definirla como “el sufrimiento de un alma que no ha descubierto su sentido”. Observando el arte contemporáneo, reflejo del espíritu de nuestra época, comprendemos la gran disociación psíquica actual, fiel fotografía del desgarro y desamparo del hombre moderno. Muchas personas y cada vez más adolescentes, buscan respuesta en las drogas, por la desazón, vacío interior y por una curiosidad espiritual insatisfecha.

Abordaré el mito de Isis, diosa del Antiguo Egipto, "fuerza fecundadora de la naturaleza", "diosa de la maternidad y del nacimiento", "señora del año nuevo", "reina de los dioses",  sabia/maga que entrega el conocimiento  alquímico a los humanos; hermana y mujer de Osiris, el Benevolente-Soberano de la Eternidad, que murió y resucito y aún muerto engendró a su hijo Horus. Antiquísimo mito <4 .000="" a="" os=""> de recorrido, transformándose  con los siglos, llegando completo a nuestra cultura greco-romana por Plutarco; escritor griego (siglo segundo d.C.). Ilustra el concepto de inconsciente colectivo definido por Jung como “poderosa masa psíquica heredada de la evolución de la humanidad, renacida en cada estructura individual” y vemos la transformación que en el espíritu del ser humano tiene la realidad de la Naturaleza/Madre como Diosa. En nuestra cultura el arquetipo equivalente sería la Virgen María.

Isis amamantando a Horus.

De Nut, diosa del cielo, y Ged, dios de la tierra, nacieron dos parejas de hijos y esposos  Osiris/Isis, Seth/Nephthys. Osiris, junto a su hermana y mujer, Isis, gobernaron  enseñando al pueblo egipcio; crearon la civilización.  Seth, quiso suplantar a Osiris y éste fue víctima de un taimado engaño por parte del hermano quien le invitó a un banquete y le tendió una mortal trampa encerrándole vivo en un sarcófago que arrojó al Nilo. Isis, rota de dolor, comenzó la tenaz búsqueda del sarcófago que siguiendo el curso del agua arribó a las playas de Biblos en Fenicia (Líbano). Un tamarisco/brezo creció cubriendo la caja. El rey de Biblos ordenó talarlo para construir la columna central del palacio donde esparcía su delicado perfume llegando este hecho a oídos de Isis. Intuyendo el tesoro que contenía el árbol se dirigió a Biblos, rescató el cuerpo de Osiris y lo escondió en un pantano. Set, cazando, lo encontró y descuartizó en catorce trozos (días de la luna menguante), esparciéndolo por todo Egipto. Isis con determinación, coraje y ayudada por  el discernimiento de Thoth  y el olfato de Anubis (dios chacal),  reunió los fragmentos de su esposo excepto el falo que había sido devorado por un pez.

Isis con trono en la cabeza y alas extendidas.

Recompuso el cuerpo gracias a su sabiduría, hizo un falo de arcilla (en unas versiones) o se convirtió en milano (en otras) y aleteó sobre el cuerpo de Osiris infundiéndole vida y vitalidad para concebir al divino hijo Horus quien  vengó la muerte de su padre. Horus reinó de forma pacífica sobre cielo y tierra, y, junto con Isis y Osiris fue adorado por todo el territorio. 

Osiris venció la muerte gracias al amor y la tenacidad de Isis. Juntos, Isis/Osiris, encarnan el alma universal del crecimiento. Él es la inundación del Nilo y ella la tierra cubierta por las aguas, y de esta unión nace Horus (el alimento que permite vivir). Así el proceso natural de regeneración ofrecía un símbolo de renacimiento para la humanidad.
Isis, el principio femenino de la naturaleza receptora, posee un amor innato y se identifica con el bien al que desea y persigue. La procreación es la imagen del Ser en la Materia.
El hombre puede vivir las experiencias más terribles si éstas tienen un sentido para él. 

El objetivo de la individuación (plenitud de cada ser humano como único) no es el ser perfecto sino el ser completo; con su luz/bondad y su sombra/maldad. Cuando estos procesos inconscientes internos no les damos cauce impera “el silencio de la resignación, el hastío con la religión, el nihilismo político y filosófico, el cinismo, la indiferencia, el vacío espiritual, reacciones típicas del sufrimiento humano.

La individuación personal no está separada de la individuación colectiva, puesto que el espíritu de la época se realiza en lo individual” Jung como médico observó cuánto afectaba a la psique la pérdida del mito.
Para quienes el nacimiento del Niño Divino tenga pleno sentido: ¡Feliz Navidad!, para quienes esté vacío de sentido tendrán que ¡alumbrar su mito personal!
 
Tumba de Tutmosis III: Isis con forma de diosa árbol, amamantando al faraón.
 
Ceremonia isíaca en la Antigua Roma. Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.
 
Elisa Sanz Oleo. Médico Psicoterapeuta

Enlace revista Aprender a Pensar:
Podéis descargar el PDF de este número aquí